Thaddeus Ropac y Julia Peyton-Jones. Cortesía de Galerie Thaddeus Ropac | Unirse a una galería global. Dar el salto de lo institucional a lo comercial ¿Nueva tendencia?

Mercado

Unirse a una galería global. Dar el salto de lo institucional a lo comercial ¿Nueva tendencia?

 

A nadie se le escapa a estas alturas, que las grandes galerías globales, hoy por hoy, gozan de una posición privilegiada al contar con los mejores medios para desarrollar sus negocios a escala planetaria: envidiables presupuestos, amplias plantillas, inmejorables espacios expositivos en las principales plazas del mercado del arte donde poder mostrar sus fondos artísticos de calidad museística -en buena medida por la gestión de los más codiciados Estates o Legados del mundo-, pero, sobre todo, las impagables agendas, soñadas por cualquier galerista, que recogen los contactos de los más codiciados clientes junto a los de los responsables de los principales museos del mundo. Vamos que ¡lo tienen todo!

Por todo ello, se hace muy dificil pensar que, si cabe, aún más, en un momento de retirada de lo institucional público, cuando a un ex-responsable de museo le suena el teléfono y recibe una oferta para emprender una joint venture o fichar por una de las grandes galerías globales, la respuesta no sea un sí.

¿Nuevos restos? ¿Altos honorarios? o, quizás, sea que: ¿las grandes galerías globales gozan ya del mismo prestigio que los centros institucionales para los grandes comisarios? Quien sabe si tras estas cuestiones se podrían encontrar las razones que están moviendo a respetados comisarios que han forjado sus trayectorias en el marco institucional a dar el salto al comercial.

La última en hacerlo es la británica Julia Peyton-Jones (Reino Unido, 1952), ex-directora de las Serpentine Galleries (Londres), quien, a partir de septiembre, se convertirá en la directora senior global de la Galerie Thaddeus Ropac, la influyente galería, fundada por el homónimo galerista en 1983, especializada en arte internacional y contemporáneo que representa a unos 60 artistas y una serie de Estates de renombre, que cuenta con cerca de 100 empleados y que organiza alrededor de 40 grandes exposiciones individuales y colectivas en sus cinco espacios -que suman más de 10.000 m2- en Salzburgo, Paris y Londres, siendo en la capital británica donde ha abierto su último espacio esta pasada primavera.

Sin duda, se trata de un gran fichaje y de una prometedora alianza estratégica, ya que una de las galerías más influyentes del mercado del arte como es Thaddeus Ropac se hace con los servicios de una de las comisarias más respetadas del panorama internacional como es Peyton-Jones, quien durante un cuarto de siglo dirigió el destino de uno de los espacios artísticos más prestigiosos del Reino Unido y del mundo como son las Serpentine Galleries, y, que, desde su marcha, la dirección artística está en manos del renombrado comisario suizo Hans Ulrich-Obrist, con quien coincidió durante su última década.

"Julia Peyton-Jones es una de las figuras más respetadas y admiradas del mundo del arte con un nivel de experiencia sin igual. Será un honor y una alegría trabajar juntos y desarrollar nuevos proyectos emocionantes", ha declarado Thaddaeus Ropac.

"Durante más de treinta años, Galerie Thaddaeus Ropac ha mostrado las carreras de algunos de los artistas más brillantes e influyentes. Espero poder aprovechar esta impresionante historia de exposición, con Thaddaeus y su equipo, ya que la galería extiende su ambición y presencia internacional. Simplemente no puedo esperar para empezar!", ha comentado una exultante Julia Peyton-Jones.

El paso de lo institucional a lo comercial que ha dado la comisaria británica no es ni mucho menos un caso aislado en los últimos tiempos. Así, está el de Eric Shiner, que dejó, en julio de 2016, el Andy Warhol Museum en Pittsburgh, el cual dirigía desde 2011, para unirse, en septiembre de 2016, a la nueva división de Bellas Artes de la casa de subastas Sotheby's como vicepresidente senior.

Antes, Paul Schimmel (Nueva York, 1954), durante 22 años comisario jefe del Museum of Contemporary Art, Los Angeles (MOCA), fue vicepresidente y socio de la galería suiza Hauser & Wirth y cofundador de Hauser Wirth & Schimmel en Los Ángeles, de 2013 a 2017. A finales de febrero, Schimmel salió del negocio, sin ningún comentario público en su nombre, tan solo se llevó a cabo un escueto comunicado por parte de la galería suiza, en la que se anunciaba la no continuidad de Schimmel.

Precisamente, Hauser & Wirth, que cuenta también con espacios en Zúrich, Londres, Sommerset y Nueva York, ha incorporado, el pasado mes de abril, a Randy Kennedy (Texas), como su nuevo director de proyectos especiales. Kennedy ha sido periodista en The New York Times durante 23 años, más de la mitad de ellos escribiendo sobre el mundo del arte.

Finalmente, otro con también dilatada trayectoria, pero en el mundo de las subastas, es el respetado coleccionista Brett Gorvy, quien tras 22 años ocupando altos cargos en Christie's, se unió, a principios de 2017, junto a la renombrada galerista, asesora de arte y también gran coleccionista Dominique Lévy, para crear la nueva galería Lévy Gorvy, con sedes en Nueva York y Londres. ¡Habrá que estar atentos a si es una moda pasajera o nueva tendencia!


Menciones


Suscríbete a nuestro canal de noticias