Obra "Circuito" dentro de la exposición "Campo" de Marlon de Azambuja - Cortesía del artista | Tasman Projects, un proyecto de mecenazgo para seguir

Creación

Tasman Projects, un proyecto de mecenazgo para seguir

 

No es frecuente que un coleccionista privado, español por más señas, cumpla tres años desarrollando un proyecto “con la idea de estimular la creatividad de los artistas”. Es lo que han conseguido Fernando Panizo & Dorothy Neary al encargar al artista brasileño residente en España Marlon de Azambuja la exposición de este año, que se inaugura la próxima semana. 

Su título es “Campo”, un nombre “lleno de posibilidades, un campo abierto”, en palabras de Bruno Leitão, el comisario portugués, también muy vinculado a España, al que Marlon encargó el comisariado de la muestra. Por primera vez en el proyecto que Fernando y Dorothy desarrollan desde hace 3 años, la muestra incluye una obra comisionada, efímera, llamada “Circuito”, que nos impide el paso al despacho-oficina de los coleccionistas en los que se instala la exposición. 

La muestra, que recoge otras obras desde 2007, abunda en las consideraciones sobre el espacio, particularmente -en palabras de Leitão- “en cómo se construye el espacio en la ciudad”. Una muestra “muy especial para mi” recuerda el artista que, en alusión a la pieza comisionada, señala que siempre “me gusta invitar al espectador a realizar un pequeño gesto -en este caso superar la barrera para subir las escaleras-, pues es la forma en que absorbemos conocimiento”.

Sin duda este es el proyecto más poderoso de los impulsados por Dorothy y Fernando, pero sucede a los desarrollados el año pasado -como siempre en el entorno de la feria ARCOmadrid- por Eduardo Barco  y su comisario invitado, Alfonso de la Torre Vidal, que generaron la muestra “Callar Hablar Destruir Construir”, que abordó los últimos cinco años de trabajo del artista bajo un planteamiento en el que se entrecruzaban los caminos creativos en las diferentes técnicas y usos artísticos abordados por él. Y un año antes, el primero de esta serie, fue protagonizado por Primoz Bizjak con su muestra fotográfica “MADRID. Mudanzas y reflejos”. 

La idea -apunta Fernando- es “continuar con esta iniciativa, que cada año la vamos revisando, con el objetivo, también, de generar una lectura entre la colección que tenemos y el aprendizaje y conocimiento de los artistas, con los que ya tenemos alguna vinculación”. 

Fernando, junto a su mujer, Dorothy, han conformado una colección de arte contemporáneo desde los años setenta del pasado siglo, integrada por varios centenares de piezas. Parte de esas obras se exponen en las oficinas de su empresa Tasman Partners -dedicada al asesoramiento e inversión-, donde, bajo la denominación de Tasman Project,  viene desarrollándose, desde hace tres años, el proyecto expositivo aquí referido. 


Menciones


Suscríbete a nuestro canal de noticias