Joan Brossa, Tinter abocat, 1969. Cortesía del MACBA | Resituar a Joan Brossa y Rosemarie Castoro, principales retos del MACBA este otoño

Actualidad

Resituar a Joan Brossa y Rosemarie Castoro, principales retos del MACBA este otoño

 

Enfrentar por primera vez a dos maestros de la performatividad, el conceptualismo, la poesía visual y concreta, el arte procesual y la instalación como son el español Joan Brossa (Barcelona, 1919 - 1998) y la estadounidense Rosemarie Castoro (Nueva York, 1939 - 2015) es el reto que asumirá este próximo otoño el MACBA - Museu d’Art Contemporani de Barcelona con una exposición monográfica de Brossa, que enfatizará los aspectos performativos de la práctica poética brossiana, y con la primera gran retrospectiva dedicada a Castoro, que reunirá su trabajo centrado en el período de 1964 a 1979.

"Poesía Brossa", que es el título elegido para la exposición monográfica del maestro catalán, reunirá, del 20 de septiembre al 25 de febrero de 2018, más de 250 obras, y una abundante selección de documentación procedente del Fondo Brossa, que recibió en el año 2011 el MACBA de manos de la Fundació Joan Brossa. Este Fondo, que reúne el legado de Brossa, incluye obras manuscritas, documentos, correspondencia y su biblioteca personal, entre otros materiales. (Leer noticia sobre este asunto aquí)

Gracias a este importante legado, los comisarios de la exposición, el artista Pedro G. Romero y la comisaria del MACBA Teresa Grandas, han articulado un recorrido que muestra la consolidación del lenguaje artístico brossiano a través de sus investigaciones plásticas, libros, teatro, cine, música y las artes de la acción.

Brossa es un poeta, pero sus trabajos siempre se encuentran en el cruce de lenguajes. Por ello, la exposición se centra en su poiesis, su manera de hacer. En ese sentido, teniendo como hilo conductor su poesía, la muestra parte de los antecedentes, las relaciones con otros artistas como Miró, Tàpies, Pere Portabella, Josep M. Mestres Quadreny y Carles Santos, y selecciona algunos casos de estudio de su producción hasta llegar a situar la obra y ponerla en diálogo con la de artistas como Marcel Mariën, Nicanor Parra y Ian Hamilton Finlay.

Asimismo, la performatividad será clave, ya que se desplegarán escenificaciones en las las salas a lo largo de los meses que se muestra Brossa y más allá de las actividades en torno a la exposición.

La otra gran cita será "Enfocar al infinito", que, comisariada por la conservadora jefe del MACBA, Tanya Barson, abrirá al público el 9 de noviembre con más de 250 obras mediante las que se revelará la diversidad de la práctica artística de Rosemarie Castoro, así como su compromiso con la performatividad, el conceptualismo, la poesía concreta, el arte procesual y la instalación, además de la relevancia del feminismo o la política activista en su producción.

Y es que a pesar de formar parte del círculo artístico de la vanguardia neoyorquina junto con artistas como Carl André, Donald Judd, Yvonne Ranier, Robert Morris, Sol Lewitt y Agnes Martin, entre otros, y de haber participado en diversas exposiciones y que Lucy Lippard incluyera sus obras en las muestras 555,087 en el Seattle Art Museum (1969) y 955,000 en la Vancouver Art Gallery (1970), o que participara en las creaciones de Yvonne Rainer y Hollis Frampton, su trabajo se ha excluido en gran parte de los relatos históricos hegemónicos.

De ahí, que la exposición en el MACBA, que abarca su pintura abstracta Minimal, sus performances e instalaciones conceptuales y sus esculturas Post-Minimal y Land Art, quiera resituar la figura de Castoro y las aportaciones de sus obras en el mapa de la historia del arte contemporáneo.

Para ello, el catálogo de la exposición presentará un nuevo enfoque académico que, aparte de un texto de la comisaria, contará con la participación de Melissa Feldman, cuyo trabajo se ha centrado en las lecturas alternativas del minimalismo, y Anna Lovatt, especialista en dibujo minimalista y conceptual. También se reimprimirá un ensayo de 1975 sobre Rosemarie Castoro de Lucy Lippard, publicado originalmente en Artforum.

El resto de la programación de otoño se completa con: "COLECCIÓN MACBA 33: Bajo la superficie", muestra que, comisariada por Antònia M. Perelló, conservadora y jefa de la Colección del museo, reúne obras que se centran en los problemas derivados de la representación y sus límites, así como en la relevancia e incidencia del artista y del arte en la sociedad contemporánea, reuniendo obras de los españoles Ignasi Aballí, Angela de la Cruz y Antoni Tàpies o extranjeros como el cubano Félix González-Torres y el colectivo británico Art & Language, entre otros artistas integrantes de la colección; "From Sea To Dawn, segundo premio Fundación Han Nefkens-MACBA", una exposición del colectivo iraní, con base en Dubai, formado por Ramin Haerizadeh (Teherán, 1975), Rokni Haerizadeh (Teherán, 1978) y Hesam Rahmanian (Knoxville, EE.UU., 1980), ganadores de la segunda edición de este premio, instaurado en 2011.

Su propuesta artística para el MACBA consiste en la presentación de 'Macht Schon' y 'From Sea to Dawn (2016-2017)', dos pinturas en movimiento, además 'The Maids (2012-2015)', una obra basada en la novela Las criadas de Jean Genet, que es un juego fantástico sobre el poder y el discurso de abrazar a otros, entre otras obras creadas ex profeso para la ocasión, algunas en colaboración con otros creadores como John Cole y Joan Baixas.

Sin duda, toda una programación de lujo para hacer más fácil el siempre duro regreso de las vacaciones de verano¡


Menciones


Suscríbete a nuestro canal de noticias