Daniel Vázquez Díaz_Mujer de rojo (1931) Cortesía de la Fundación Botín | El coleccionista Jaime Botín cede ocho obras a la Fundación Botín

Actualidad

El coleccionista Jaime Botín cede ocho obras a la Fundación Botín

 

El banquero y coleccionista Jaime Botín cede a la Fundación Botín, de la que es patrono, parte de su colección para que sea expuesta en el centro homónimo de forma permanente. Son, en total, ocho obras que podrán verse a partir del 23 de junio –justo cuando se cumple un año de la apertura del espacio santanderino- bajo el título ''Retratos: esencia y expresión''. 

Las obras pasan a exponerse en el Centro Botín por un período inicial de cinco años renovables. Además, el coleccionista también aportará un millón de euros cada año para sufragar los gastos de mantenimiento y conservación de las piezas, así como para contribuir al programa artístico y social del centro –este último es una de las señas de identidad de la Fundación Botín; hay que recordar que puso en marcha un novedoso programa formativo junto a la Universidad de Yale-.  

Las piezas cedidas por Botín, retratos que abarcan cronológicamente la práctica artística internacional del siglo XX, son Femme espagnole (1917) de Henri Matisse (Le Cateau-Cambrésis, 1869 - Niza, 1954); Self Portrait with injured eye (1972) de Francis Bacon (Dublín, 1909 - Madrid, 1992); Arlequín (1918) de Juan Gris (Madrid, 1887 - Francia, 1927); Al baño. Valencia (1908) de Joaquín Sorolla (Valencia, 1863 - Cercedilla, Madrid, 1923); Mujer de rojo (1931) de Daniel Vázquez Díaz (Nerva, Huelva, 1882 - Madrid, 1969); Figura de medio cuerpo (1907) de Isidre Nonell (Barcelona, 1872 -1911); El constructor de caretas (1944) de José Solana (Madrid, 1886 - 1945) y Retrato de mi madre (1942) de Pancho Cossío (San Diego de los Baños, Cuba, 1894 - Alicante, 1970). 

María José Salazar, miembro de la Comisión Asesora de Artes Plásticas de la Fundación Botín y experta en arte del siglo XX, ha sido la encargada de plantear el recorrido de la sala y estructurar el montaje, que ''une obras de artistas españoles de muy alto valor plástico pero de escaso reconocimiento fuera de nuestras fronteras con otras de creadores internacionales considerados punteros en el desarrollo del arte del siglo XX''. 

La apertura de esta exhibición permanente coincide también con la inauguración de otra muestra, ''El paisaje reconfigurado'', que integra una amplia selección de obras procedentes de la colección Botín y propone un nuevo itinerario por los artistas presentes en su acervo. 


Menciones


Suscríbete a nuestro canal de noticias