Vista de la exposición "El libro de las Suertes y los Cambios". Cortesía Galería Fernando Pradilla | Doble fichaje en Galería Fernando Pradilla: Fernando Sinaga y Carlos León

Mercado

Doble fichaje en Galería Fernando Pradilla: Fernando Sinaga y Carlos León

 

La galería madrileña Fernando Pradilla, que en estos momentos participa en la feria colombiana ARTBO 2017, incorpora a su nómina de artistas representados a los reconocidos Fernando Sinaga (Zaragoza, 1951) y Carlos León (Ceuta, 1948), dos artistas a los que se les puede considerar enmarcados en la misma generación, si bien, el primero creando una obra mucho más conceptual y reflexiva mientras que la del otro es un paradigma de la exploración sobre la abstracción pictórica.

Después de más de quince años sin exponer en una galería privada de Madrid, a Sinaga se le puede ver actualmente exponiendo en su nueva galería la muestra "El libro de las Suertes y los Cambios", donde presenta un nuevo proyecto específico acorde al lugar y el momento presente de un período decisivo (2001-2017); algo por otro lado habitual en su obra, que es "una reflexión sobre un tiempo, el presente, donde las incertidumbres, las certezas y los ideales de progreso se precipitan hacia un panorama de inestabilidad creciente sin aparente futuro".

Tras licenciarse en Bellas Artes por la Escuela Superior de San Fernando de Madrid y, posteriormente, ampliar estudios en Zúrich sobre teoría de color y en los Estados Unidos sobre escultura pública con sendas becas, Sinaga regresa a España y obtiene una plaza de profesor en la Facultad de Bellas Artes de Salamanca, fijando su residencia en esta ciudad hasta la actualidad.

Entre sus principales exposiciones individuales en instituciones, cabe destacar, la muestra retrospectiva que le dedicó el MUSAC - Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (León), en 2011, bajo el título "Ideas K". La exposición, comisariada por Gloria Moure, y que posteriormente viajó al Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA) y al Centro de Arte Contemporânea Graça Morais (Bragança, Portugal) recorría, a través de más de cuarenta obras en diversos soportes expresivos, el imaginario subyacente en la obra de Sinaga a lo largo de gran parte de su etapa creativa, desde 1984 hasta ese momento.

Además, ha participado en eventos de primer nivel internacional como la 20ª Bienal de Sao Paulo, celebrada en 1989.

Su obra se encuentra representada en un gran número de instituciones públicas y privadas, sobre todo nacionales, pero también en internacionales, entre ellas el Museo Reina Sofía (Madrid), el Ivam (Valencia), el Artium (Vitoria), el Musac (León), el Museo Patio Herreriano (Valladolid), el MEIAC (Badajoz), la Fundació Pilar i Joan Miró (Mallorca) o la Colección del Banco de España, por citar solo algunas.

Su trayectoria artística ha recibido el reconocimiento público de la Fundación Valparaiso de Almería, del Premio Villa de Madrid a la mejor exposición de escultura celebrada en esta ciudad en el año 2001 y del Premio Aragón Goya 2010, otorgado por el Gobierno de Aragón por su trayectoria artística destacada.

Por su parte, el ceutí Carlos León se encuentra ya preparando el proyecto expositivo que inaugurará en Fernando Pradilla el próximo mes de febrero.

Tras vivir durante años en dos de los principales centros artísticos mundidales, París y Nueva York, en 2002, decide instalarse en Segovia, la ciudad en la que había transcurrido su infancia. Ahora, en estos últimos años, León ha obtenido un reconocimiento indiscutible y gran visibilidad, como prueba la concesión del Premio Arte y Mecenazgo de "la Caixa" 2016 y el Premio de la Cultura de la Comunidad de Madrid en la modalidad de Artes Plásticas en 2014.

La obra de León se ha caracterizado siempre por utilizar un lenguaje muy personal, por ser coherente y rigurosa en los diversos soportes con los que trabaja y en cualquier circunstancia personal, llegando a la madurez de su carrera con una obra singular. Ha mantenido una incesante investigación sobre los soportes (lienzo, poliéster o dibond), la técnica (de los pinceles y brochas a las manos) y la pintura, explorando sus posibilidades expresivas.

Entre sus últimas exposiciones individuales está "Estancias", clausurada este pasado mes de junio, en el Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente, de Segovia, bajo comisariado de José María Parreño Velasco, ex-director de dicho museo.

Pero, si hay que destacar una por encima del resto esa es, sin duda, "Pink Requiem", la retrospectiva que se pudo ver, en el otoño de 2015, en la Sala Alcalá 31 de la Comunidad de Madrid, siendo, además, la primera muestra individual del artista en el ámbito institucional madrileño.

Comisariada por María de Corral, reunió un conjunto de más de cincuenta obras relevantes, producidas a lo largo de las últimas cuatro décadas, ofreciendo una amplia visión de las diferentes técnicas y soportes que el artista ha utilizado en su trabajo.

Museos relevantes como el Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC), de Santiago de Compostela, y el Museo Patio Herreriano, de Valladolid, también han acogido recientemente exposiciones suyas.

Al igual que su nuevo colega de galería, sus obras forman parte de museos y colecciones de prestigio como el Museo Reina Sofía, la Colección Banco de España, el Museum of Contemporary Art Cleveland, el MUSAC - Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, la Colección de la Fundación Montemadrid, entre otras.


Menciones


Suscríbete a nuestro canal de noticias