Cortesía de Anna Dimitrova | Anna Dimitrova: "Estamos haciendo que poco a poco el arte urbano tenga su lugar en los museos"

Entrevistas

Anna Dimitrova: "Estamos haciendo que poco a poco el arte urbano tenga su lugar en los museos"

 

El talento incuestionable, pero, sobre todo, la motivación y energía inagotable de la comisaria, galerista, gestora cultural y empresaria búlgara Anna Dimitrova (Sofia) la llevan empujando, desde hace más de 15 años, a desarrollar proyectos galerísticos retadores, que la han convertido en una de las personalidades más influyentes y respetadas del arte urbano español.

Afincada en Barcelona, desde finales de los 90, esta imparable emprendedora inaugurará, el próximo 7 de junio, Adda Gallery Ibiza, un nuevo espacio dedicado al arte urbano con el que suma ya tres. 

Si primero fue Barcelona, como directora de Montana Gallery, la primera galería española especializada en graffiti y street art, y el año pasado abría las puertas de Adda Gallery en París, ahora llega a Ibiza.

Como en sus otros proyectos galerísticos, volverá a contar con unos "buenos aliados" en palabras de la propia Dimitrova. Si en Barcelona tuvo el respaldo de la empresa Montana Colors y en París se asoció con la galerista y asesora Valeriane Mondot, esta vez sus compañeros de viaje son Concept Group Hoteles, siendo su galería parte del programa de arte contemporáneo Art Paradiso del Paradiso Art Hotel donde se ubicará el nuevo espacio.

Mientras que la galería de Barcelona es una plataforma para dar a conocer a nuevos artistas y la de París tiene un enfoque contemporáneo más establecido, el nuevo espacio de Ibiza supone un mercado singular y atípico en el que poder experimentar con otros nombres. Además, "será la primera galería con espacio fijo especializada en street art que se establece en la isla", como subraya la galerista.

 

Cortesía de Anna Dimitrova

Su papel en Adda Gallery Ibiza -reconoce Dimitrova- "es crear y comisariar un espacio expositivo, una galería pura y dura con presentación de artistas nacionales e internacionales y venta de obra". 

Para su puesta de largo "Technicolor", una muestra colectiva que supone supone el primer comisariado de Anna Dimitrova en la isla reuniendo a más de 10 artistas de diferentes nacionalidades y con la que se pretende mostrar el carácter global de la galería. 

Entre ellos destacan nombres como Pro176 (París, 1976), Uriginal (Barcelona), Nuria Mora (Madrid, 1974), Nasepop (Argentina), Smithe (Ciudad de México, 1988) o Fefé Talavera (São Paulo, 1979). El título de la muestra responde al uso que todos estos artistas hacen del color. 

Hasta octubre, que será cuando cierre la temporada estival, Adda Gallery Ibiza acogerá otras dos exposiciones.

Quien mejor que esta visionaria e imparable emprendedora para contarnos de primera mano su nuevo proyecto en Ibiza y el momento que vive el arte urbano:

ARTEINFORMADO (AI)Montana Gallery en Barcelona, un espacio inaugurado en 2010, Adda Gallery París, que abrió sus puertas en el triángulo de oro del arte de la capital francesa en 2017 y, a partir de junio, Adda Gallery Ibiza en Paradiso Ibiza Hotel. No para de sumar proyectos galerísticos, lo que quiere decir que no le va nada mal. ¿De dónde saca la energía, el tiempo y los recursos necesarios para ello?

Anna Dimitrova (AD): De la motivación, seguramente sería la respuesta a todo esto. Cuando te gusta lo que haces la energía se multiplica. Y el tiempo también. Es cierto que duermo poco, trabajo en los aviones y pienso a todas horas, pero sobre todo disfruto en cada momento de lo que hago. Es un placer cuando lo laboral no se distingue del ocio. Todo da de sí y puedes hacer, uno, dos, diez proyectos a la vez. La clave también es tener un buen equipo. Es imprescindible para crecer e ir adelante. Para los recursos he tenido la suerte de encontrar a buenos aliados. Montana Colors ha sido desde el principio un pilar en mi carrera de comisaria, y con el tiempo se ha convertido en una familia. En Paris tengo una socia excepcional y el proyecto de Ibiza nace de la mano de Concept Group Hoteles, un referente en la isla con 5 establecimientos de renombre, con el que hemos creado una solida y bella colaboración.

Obra de Enric Sant. Cortesía de Anna Dimitrova

AILa propuesta de Adda Gallery forma parte del programa ART PARADISO: una propuesta de arte contemporáneo, dirigida por el artista Iñaki Domingo y la realizadora Diana Kunst, diseñada específicamente para el hotel.  ¿Les conocía de antes? ¿Cómo surgió el proyecto? ¿Qué nos puede contar sobre él?

AD: Conocía a Diana Kunst desde hace unos años, siempre me ha gustado mucho la sutilidad y el descaro en su trabajo, la invité a participar en una exposición en Barcelona y otra en París y hubo una buena conexión profesional entre nosotras. Un día de invierno, yo estaba en Málaga, sonó el teléfono y Diana me contó el proyecto de ART PARADISO. Me presentó a Iñaki Domingo poco después en Madrid, entendimos todos bien desde el principio de lo que tenía que ser este proyecto y los roles de cada uno. Ellos dos han desarrollado un gran trabajo con la selección de artistas para las habitaciones del hotel (cada una de las 60 habitaciones y suites lleva el nombre de un artista y su obra). Ademas en ART PARADISO Ibiza hay una librería especializada, se hacen mini residencias y básicamente todo está bajo un enfoque artístico muy cuidado. Mi papel es otro, es crear y comisariar un espacio expositivo, una galería pura y dura con presentación de artistas nacionales e internacionales y venta de obra. Ahí instalo pues ADDA Gallery Ibiza.

AITodo el mundo sabe del atractivo turístico de Ibiza en la temporada de verano. Desde hace unos años, la isla acoge distintas iniciativas galerísticas en período estival como la galería madrileña Parra & Romero y, más recientemente, la segoviana APgallery. ¿Va a ser su proyecto la primera galería de arte urbano en la isla? ¿También va a programar solo en período estival?

AD: Ibiza tiene un gran potencial, y no sólo por los visitantes extranjeros sino por los habitantes y residentes. Creo que siempre se agradece cuando la oferta cultural se amplía y el sector que llevo yo, el arte urbano, está en el punto de mira. Será la primera galería con espacio fijo especializada en street art que se establece en la isla. Este primer año estará abierta de Junio a Octubre, vamos a ver cómo funciona, cómo responde el mercado y para el año que viene decidiremos si ampliamos a mas meses.

Obra de Nuria Mora. Cortesía de Anna Dimitrova

AIEn los últimos tiempos han empezado a surgir ferias especializadas en arte urbano, como la madrileña Urvanity. Siendo Barcelona una de las ciudades españolas con más artistas y mejor escena en arte urbano, como bien conoce Vd. de primera mano. ¿Por qué no cuenta con una gran feria? ¿Vaticina más ferias en territorio español en el futuro?

AD: En los últimos años el interés por el arte urbano ha crecido de manera exponencial. Han surgido decenas de galerías, festivales, actividades, ferias. Urvanity es un gran ejemplo y hace una labor importante para consolidar el mercado existente. Barcelona tiene la suya con Swab que funciona desde hace mas años y tiene una propuesta y un enfoque interesantes. No creo que sea necesario de momento mas ferias, sería contraproducente, por lo menos en la Península...

AICon un background de más de 15 años como gestora cultural, galerista y comisaria especializada en arte urbano, sin duda, es Vd. una de las personas más influyentes y autorizadas en España en este tipo de arte. Por ello, nos podría decir ¿en qué medida ha aumentado el coleccionismo de arte urbano en los últimos años? ¿Cómo es el perfil/es de quien lo colecciona? ¿En qué horquilla de precios se colecciona mayoritariamente?

AD: ¡De repente me siento muy mayor! (risas) Es cierto que somos pocos, a parte de los artistas, los que hemos visto este mercado desarrollarse y construirse. Y todos los que hemos ido comisariando manifestaciones y exposiciones nos hemos ido profesionalizando y hemos ido construyendo el mercado. El coleccionismo del arte urbano ha crecido de manera deslumbrante los ultimos 10 años. Desde comprar obras por unos cientos de euros de artistas desconocidos hemos pasado a un mercado que mueve millones con pesos pesados que se han vuelto "magnates" por muy contradictorio que pueda sonar en el mundo del graffiti (recordémoslo en la base es una expresión antisistema). Las obras de algunos de los artistas top mundiales, y hablo de nombres como BanksyOsGemeos o el ya desparecido Dondi White, llegan a cifras que no bajan de los 100.000 euros. El coleccionista sigue siendo bastante joven, seducido por esa rebeldía que denota el street art, suele estar entre los 35 y los 50 años. Apasionado por el movimiento y muy al tanto de lo que está pasando tanto en las calles como en las casas de subastas. Mayoritariamente los precios se manejan entre los 2.000 y 15.000 euros. Lo que pasa es que muchas galerías mas clásicas empiezan a integrar artistas urbanos en sus espacios lo que da acceso a un perfil de coleccionista de mas edad y mayor poder adquisitivo.

Obra de Uriginal. Cortesía de Anna Dimitrova

AISiguiendo con coleccionistas, el empresario cántabro Jaime Colsa lleva años impulsando la iniciativa TruckArtProject. ¿La conoce? ¿Qué le parece? ¿Hacen falta más coleccionistas avalando e impulsando este tipo de arte? 

AD: Sí, es una iniciativa fantástica. Muchos de los artistas con los que trabajo han colaborado en el proyecto (Aryz, San, Nuria MoraRemedSpok...) y lo interesante es que en el proyecto integran artistas contemporáneos y artistas urbanos. Es una buena manera de crear armonía entre estas dos ramas que acaban confluyendo. Esta labor de apoyo del coleccionista es fundamental para los artistas y para la evolución del arte. Otro buen ejemplo es el Murcia Street Art Project con una propuesta museística nacida por la voluntad de un gran coleccionista.

AIA pesar de que cada vez tiene más presencia. Según nos contaba Vd. en un artículo reciente "el arte urbano está en boca de todos. En los libros, en las galerías, en los museos, en las instituciones y posiblemente menos en la calle…". ¿Cuándo veremos más arte urbano en la programación de los museos y en sus colecciones? ¿Falta aún mucho para que museos de los considerados top (MoMA, Tate...) tengan un departamento de arte urbano o, al menos, un curator especialista como sucede con otras disciplinas artísticas?

AD: Estamos en ello... (y sonrío porque es un tema que me gusta particularmente). Estamos haciendo que poco a poco el arte urbano tenga su lugar en los museos, sucede en Singapore, en Bruselas, en Marsella (el MUSEM tiene una comisaria de arte urbano que está adquiriendo obra permanente para el museo que cuenta ya con una gran colección de graffiti). En España se han hecho pequeños amaños pero hace falta una apertura real. Además los museos que han invitado a artistas urbanos han visto sus visitas multiplicarse por mil en un mes. El arte urbano fascina y atrae un público numeroso y ávido de ver más. A un público joven. Los directores de las grandes instituciones deberían de tomar este factor en cuenta y contar con comisarios como nosotros.

AIPor útimo, el mercado siempre acaba fagocitando todo aquello que tiene demanda. Dos buenos ejemplos de ello son los archiconocidos, afamados y demandados iconos del arte urbano Basquiat o Banksy. No obstante, si atendemos a la gran fotografía que retrata el mercado de arte su peso es casi inexistente en comparación con otros tipos de arte. Por tanto, en términos de mercado ¿el arte urbano todavía no ha alcanzado una base de demanda suficiente? ¿Tiene que ganar mucho más músculo? o ni está, ni se le espera.

AD: Como os contaba antes estamos en un punto clave en el que los grandes nombres se consolidan y los precios suben y suben (récord de una obra del artista portugués Vhils 50.000 euros en la subasta parisina de Art Curial el mes pasado y exposición sonada este mes del mismo artista en el "104", un conocido espacio institucional de la capital francesa). Pero esta subida y evolución ha de hacerse de manera paulatina y profesional para dar seguridad a los coleccionistas e inversores en arte. Dicen que todo lo que sube rápido baja rápido, y aquí como en todo, el que gana es el que construye con tiempo y con dedicación. Aún estamos lejos de los miles de millones que se pagan por un Picasso, pero quien sabe, todo es cuestión de tiempo. La mejor de las apuestas es comprar generacional y apreciar una colección por su calidad y por lo que aporta en la historia del arte. Esto siempre será una inversión rentable.


Menciones


Suscríbete a nuestro canal de noticias