Olga Andrino, Cuando al fin las luce..., 137x200 cm. Mixta sobre césped artificial – Cortesía de la Galería Materna y Herencia

Poéticas del papel

  • Entidades Organizadoras

    Materna y Herencia (ex-Galería Fernando Herencia)
  • "Una poética de las multitudes y los espacios naturales... Escribía Baudelaire que lo que caracterizaba el arte de la modernidad era que los literatos querían pintar, los poetas musicar y los músicos esculpir, advirtiendo que hay espacios que metafóricamente pueden transitarse... De igual forma se transita por la superficie pictórica en busca de esa narración que nos es propia, como un instante de tiempo lejano, donde el recuerdo es una reconstrucción y en su desarrollo coexisten, sensaciones y pensamientos, sólo visibles en su ausencia, la sensación de saber que estuve ahí. El olvido se ausenta en la obra y la nostalgia la concreta... Esta obra es un viaje nostálgico a los espacios naturales... Un viaje que parte de la curiosidad por el entorno, por los grupos humanos y los espacios que ocupamos. Por la práctica pictórica y escultórica. Obras estilísticamente híbridas que proponen unas veces aproximaciones muy personales a la abstracción emocional y mi manera de sentir el arte. En otras, al simbolismo que interactúa con el relieve que presenta reminiscencias de figuras anónimas cuya genealogía es tan reciente como remota. Almas viajeras que caminan por el purgatorio de la existencia y que van hacia ninguna parte. Césped como soporte y metáfora del espacio natural Y papel de periódico como medio escultórico...superficies muy lejanas a las formas puras. Las repetidas agrupaciones de personas que se despliegan, se representan mediante técnicas fusionadas de pintura y escultura y nos invitan a formar parte de esa naturaleza olvidada que nos salva... “ O.A. Este texto de la artista, escrito bajo las estrellas de Ibiza el pasado mes de abril, es un intento de explicar lo que de un tiempo a esta parte le ha ido pasando por la cabeza, lo que en consecuencia, ha ido aconteciendo a su obra. Algo que es de agradecer, tanto si el destinatario del escrito fuésemos nosotros, los que nos situamos frente a sus cuadros, como si la destinataria fuera ella, la artista que quisiera explicarse a sí misma en su proceso. Sea como sea, la resultante final de esa idea, de su concepto sobre el espacio, las personas que lo ocupamos y lo transitorio de nuestra ocupación, es la exposición que ahora presentamos. Una obra escrita con nueva pluma, que participa de las ineluctables claves de la artista, pero esta vez renovadas, envueltas en un plexiglás de intimismo, configurando un mundo más onírico que real. Han pasado varios años desde que la artista se nos presenta en salas de galería, en España, en Estados Unidos y en Europa. Sus cuadros, que se decantan siempre hacia la volumetría, pues el plano es a todas luces insuficiente para su mente expansiva, y sus esculturas, tienen la grandeza de ser plásticos, diferentes, personales, al mismo tiempo que socialmente comprometidos. Por eso no es una obra fácil. No se trata de clasificar, ni de definir o catalogar. El arte no necesita explicaciones, lo que de verdad importa es el resultado. Y el resultado en el caso de Olga Andrino es una obra llena de expresividad, cuajada de fuerza y estilo, construida a partir de diversos materiales, pero cuyo protagonista, más que nunca en esta oportunidad, es el papel, el papel de periódico, lo que queda de la información y lo que la basura se suele acabar llevando. El papel, que es un lenguaje en sí mismo, en la obra de Olga Andrino adquiere la emotividad de lo irreal. El papel está dentro y fuera de los cuadros. En los marcos. Los marcos que a veces encuadran la nada. Esculturas en sí mismos.

  • Dónde

    Materna y Herencia (ex-Galería Fernando Herencia) / Madrid, España
  • Inauguración

    09 nov de 2017
  • Publicaciones

    Catálogo


  • Artistas que participan en Poéticas del papel



Recibe alertas de eventos como éste

ArtCity

Descárgate ArtCity, la app que te dice que exposiciones tienes cerca.

descargar