Ikebana. El amor, el hombre, la naturaleza

Ikebana. El amor, el hombre, la naturaleza

  • Entidades Organizadoras

    Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
  • La exposición “Ikebana. El amor, el hombre, la naturaleza”, forma parte del programa oficial del 150 Aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Japón y España. Organizada por la Academia, la Asociación de Ikebana en España y Fujitsu, son sus comisarias Kayoko Takagi (profesora de ikebana de la Escuela Sogetsu) y Eiko Kishi (profesora de ikebana de la Escuela Misho-ryu). El amor que expresa el pueblo japonés por sus arreglos florales imprime en éstos un carácter especial dentro de su cultura. El acto de crear un ikebana, palabra que sugiere la ritualidad de dar espíritu y vida a las flores, está dentro de un quehacer diario en cualquier aspecto de la vida. Casi todas las personas en Japón saben colocar las flores en su ubicación correcta y en la ocasión adecuada. “Camino de montaña / Una sorpresa emotiva / Pequeña violeta”. El poeta del haiku por excelencia, Bashō Matsuo, escribió este poema breve de tres líneas mientras caminaba por los montes en primavera. Una flor silvestre descubierta en un momento de su caminata le evoca una profunda sensación de añoranza y amor. Las palabras son sencillas y los recursos escasos. No es una excepción observar este tipo de experiencia del momento en las composiciones poéticas japonesas. Ya en la primera colección de poemas del siglo VIII, la mención a las flores y a las plantas es tan frecuente como la alusión a los nombres de los lugares. En la antigüedad los japoneses otorgaban un significado determinado a los topónimos, lo que les servía para recordar una historia, una leyenda conocida en el pueblo. Por su parte, los nombres de las plantas y las flores también actuaban para generar un ambiente y una estación del año determinados. Como el gran dramaturgo del teatro noh Zeami sentenció en sus escritos, el concepto de “flor” alcanza la categoría de lo sublime en las artes escénicas japonesas. Las flores, aunque se trate de una insignificante violeta en el borde de un camino, pueden actuar de decisivo catalizador de una sorpresa estética y emocional. Con motivo del 150 aniversario de las relaciones bilaterales entre España y Japón, se propone esta exposición de arreglos florales. Una ocasión excelente para mostrar el sentido de profundo amor y aprecio a la naturaleza que la cultura japonesa ha expresado a lo largo de los siglos a través de ikebana. Las flores serán arregladas por las manos expertas de personas que las aman, con la voluntad no de buscar una impresión urgente, sino más bien trasladar la experiencia de una comunión tácita entre el ser humano y la naturaleza, que en cada momento le regala con su belleza vital. La visita a la exposición pretende devolver a cada espectador su sentido de humildad y amor ante la naturaleza. Cada flor o cada hoja expuesta comunica al espectador su mensaje. Es preciso escucharlo y sentir la agradable sensación de compartir la vida con las flores. Kayoko Takagi -------------------------------------- Como complemento de la exposición, tendrá lugar la conferencia 150 aniversario de la firma del primer Tratado hispano-japonés de Kanagawa (12 de noviembre de 1868) por el embajador Arturo Pérez Martínez, y se presentará la obra maestra de la famosa escritora japonesa Hayashi Fumiko (1903-1951), Nubes flotantes, traducida por la profesora Kayoko Takagi –presentación incluida en el programa oficial de La Noche de los Libros–. Además, durante los días de la exposición de ikebana, se celebrarán en la Academia demostraciones de caligrafía, ceremonia del té, colocación de kimono o elaboración de sushi.

  • Dónde

    Real Academia de Bellas Artes de San Fernando / Madrid, España
  • Inauguración

    19 abr de 2018

  • Comisarios/Curadores de Ikebana. El amor, el hombre, la naturaleza


Recibe alertas de eventos como éste

ArtCity

Descárgate ArtCity, la app que te dice que exposiciones tienes cerca.

descargar